Anclaje de aplacados de fachada en rehabilitación

By | 27 February, 2015

El desprendimiento de distintos tipos de aplacados de fachada en edificios, es una de las lesiones más habituales, y que a su vez conllevan un riesgo elevado al poder provocar daños en su caida, ya sea a personas o a otros elementos.

Hoy os queríamos explicar el último caso con el que nos hemos encontrado, y que por su particularidad hemos decidido incluirlo en el blog.

Se trata de un edificio situado en Santa Pola (Alicante), en primera línea de playa.  Hace 9 años se realizó una actuación importante en el edificio, actuándose en fachada y cubiertas. La solución que se empleo en todos los antepechos de balcones en fachada ,fue la utilización de un aplacado de hormigón polímero, sobre la cual nos centraremos en este artículo.

Para sorpresa de sus propietarios, algunas piezas del aplacado situado en planta primera han empezado a desprenderse.

Desprendimiento aplacado fachada

En la zona dejada por la pieza se puede observar los restos del mortero cola que se utilizó para su colocación, así como la presencia del anclaje metálico del cual disponía esa pieza, y que ha quedado totalmente anclado al paramento de fachada. Dicho anclaje presenta signos de oxidación en toda su superficie.

Para poder realizar un correcto diagnóstico de la lesión se realizan catas en otros puntos.

 

Desprendimiento aplacados de fachada

16042014-IMG_2878

 

 

 

 

 

 

 

Como se puede observar las piezas de hormigón polímero se fabricaron embebiendo en su interior, durante el proceso de su fabricación, un anclaje de acero (no galvanizado) el cual se empotraba en la fábrica de bloque de hormigón realizando un cajeado y macizándolo posteriormente en la fábrica.

Tanto en la cata realizada, como en la pieza desprendida de fachada, el conjunto rompe por la adherencia del anclaje a la pieza de hormigón polímero, permaneciendo el anclaje empotrado a la fábrica.

Creemos que han existido 3 factores, que en su conjunto, han provocado la desolidarización de la pieza al anclaje, originando por tanto el desprendimiento de la misma:

  1. El hormigón polímero, al tratarse de un producto con alto grado de resina en su composición, presenta un elevado coeficiente de dilatación.  La pieza de acero empleada para la realización del acero posee un coeficiente de dilatación , casi la mitad que el hormigón polímero. Esto ha podido provocar tensiones superficiales entre ambas piezas facilitando la separación de las mismas.
  1. Se observa como el anclaje de acero ha iniciado el proceso de oxidación-corrosión en toda su superficie. La cercanía al mar, provoca una mayor velocidad de este tipo de procesos. Dicho proceso de oxidación, va unido a un aumento de volumen de la pieza de anclaje, provocando de igual forma tensiones entre esta pieza y el elemento de hormigón polímero al que va adherido. Este hecho también fomenta la desolidarización entre ambos elementos.
  1. En la cata realizada se ha podido comprobar como el recubrimiento del anclaje con el hormigón polímero estaba entorno a los 3-4 mm., recubrimiento escaso para poder garantizar que la unión de ambos elementos (anclaje metálico-pieza hormigón polímero) trabajen de forma conjunta en cuanto a la solicitación ante los diversos esfuerzos que soportan: Cortante (peso del aplacado), tracción (posible succión de viento), y de flexión (ante la separación de la pieza al paramento).

 

14

 

Para garantizar que no se produzcan nuevos desprendimientos en los aplacados de fachada optamos por anclar la totalidad de las piezas existentes. Para ello se utilizará un anclaje mecánico-plástico, siendo necesario realizar un taladro a través de la piedra y se anclará al material base existente (fábrica de bloque macizado o forjado de hormigón). En función del tamaño de la pieza se colocarán dos o cuatro fijaciones.

El anclaje será de acero inoxidable, para impedir la corrosión, tendrá un diámetro de 10 mm suficiente para soportar los esfuerzos a los que se va ver sometido, y una longitud de 14 cm. que garantice el suficiente anclaje en la base (7 cm.)

02 [1600x1200] 03 [1600x1200]

 

 

 

 

 

 

 

La perforación realizada en la pieza de hormigón polímero es de 12 mm., ya que el vástago del tornillo tiene 7 mm,. lo que nos da una holgura de 5 mm. Es muy importante que el anclaje permita una cierta dilatación, ya que la pieza de hormigón polímero sufrirá variaciones de dimensión, que si no tiene libre el movimiento se producirá la rotura de la pieza. El avellanado superficial es de 20 mm. lo que permite alojar la cabeza del anclaje, para que quede rehundido y permita luego tapar mediante masillado.

Esperemos que os haya resultado de utilidad el artículo, y como siempre estamos abiertos a recibir críticas o comentarios que nos sirvan para enriquecernos.

 

2 thoughts on “Anclaje de aplacados de fachada en rehabilitación

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *